Amaxofobia, es el miedo a conducir

Foto: Juuu(LCC)
Foto: Juuu(LCC)

Yo no puedo conducir, hace muchos años. Lluis

Cuando escuchamos por primera vez esta palabra a la mayoría de nosotros no nos queda del todo claro qué es lo que quiere decir. Sí que estamos acostumbrados a escuchar otras tantas de origen parecido, agorafobia, aracnofobia etc. Es de aquí de donde deducimos que se trata de alguna fobia o miedo. En este caso la amaxofobia se refiere al miedo a conducir que se da en algunas personas. Se trata sin duda de un término bastante moderno y que afecta a un número de personas más alto del que en un principio podríamos pensar. Así las últimas encuestas hablan de que, en su mayoría mujeres, entorno a un 30% de la población que conduce sufre este tipo de miedos.

Las causas que pueden llevar a una persona a sufrirlo son muy variadas, pero muy probablemente somos muchos los que conocemos uno de estos casos entre la gente que nos rodea.

También es cierto que los casos contrarios son así mismo muy comunes, son todas aquellas personas que no son del todo conscientes de lo que se traen entre manos, y se olvidan de que el coche no es un juguete y de que realmente con lo que están jugando es con su propia vida.

Puede ser nuestro hermano que siente auténtico pavor cuando tiene que conducir en condiciones climatológicas adversas, bien sea por la presencia de nieve en la calzada o por intensas lluvias.

Sino se puede tratar del vecino que es incapaz de coger el coche si debe trasportar más ocupantes en los asientos traseros, algo que sin duda le supera y afecta fuertemente a sus nervios.

Todas estas situaciones se exteriorizan mediante una serie de síntomas que pueden variar, desde una excesiva sudoración, pasando por un malestar general y llegando incluso a darse paralizaciones generales del cuerpo.

Sin embargo muchos de estos casos se dan en personas que han sufrido o han sido testigos de algún percance grave de conducción, lo que los lleva a revivir una y otra vez esta situación.

De este modo en cuanto se colocan frente al volante les viene a la cabeza las imágenes que tienen grabadas, produciendo un bloqueo que le impide conducir.

Este tipo de miedos no solamente se dan con los coches, son muchas las personas que tienen verdadero pavor al hecho de subirse a un tren, viajar en autobús o a volar en un avión. Sin embargo en todos estos casos la persona afectada lo que hace es unir los medios de transporte citados con la palabra “accidente”. Se sienten totalmente indefensos ante un medio que consideran no dominan y puede fallar, con consecuencias que en muchos casos nos muestran en televisión y que lo que hace es aumentar ese miedo.

En otros casos las fobias salen a la luz como forma de escape hacia algún problema interno o por una acumulación de estrés.

En todo caso lo que hay que conseguir es que ni unos pequen por exceso de confianza a la hora de ponerse delante de un volante, ni otros lo hagan por defecto. Hay que buscar un equilibrio con el que ser prudentes, pero sin que las condiciones atmosféricas o el hecho de trasportar pasajeros nos impida coger el volante.

Eso te evitara El Método Stop a la Ansiedad, la Amaxofobia

Stop a la ansiedad

¡STOP A LA ANSIEDAD!

 Por qué STOP A LA ANSIEDAD te va a ayudar a eliminar la Ansiedad
Porque produce RESULTADOS rápidos y permanentes en el tiempo
9 de cada 10 personas que aplican Stop a la Ansiedad superan su ansiedad antes de un mes

¡Llama ahora! 948 57 02 21

Más información

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.