¿Han cambiado las fobias con los siglos o las épocas?

Foto Debra Millet/Dreamstime

¿Han cambiado las fobias con los siglos o las épocas? Ahora se habla mucho de las nuevas fobias, relacionadas con los avances tecnológicos ¿Según las épocas van cambiando las fobias? Marta

Sin duda. Las fobias dependen de la cultura y de la época. No creo que nadie en la Edad Media tuviera miedo a los aviones, pero seguro que habría algunos con fobia a ser endemoniados. Hay que tener en cuenta que sólo se considera fobia cuando la respuesta emocional es excesiva en el contexto cultural en el que se produce.

En algunas culturas africanas, tener miedo al brujo es normal, pero se consideraría fobia si ese miedo es excesivo comparándolo con el miedo que es normal al brujo en aquella cultura.

Efectivamente, en estos momentos nadie tiene miedo a quedarse solo en la Luna, pero es posible que aparezca una fobia cuando los viajes a la Luna sean normales.

Están empezando a aparecer fobias relacionadas con Internet: miedo a que los hijos se queden enganchados, miedo a que un virus rompa la máquina…  Pero insisto, se considera fobia cuando el miedo está muy por encima de lo que se considera normal: todos tenemos miedo a que un virus nos destroce el ordenador, por eso usamos antivirus, pero sería una fobia si ese miedo hiciera que esa persona no se atreviera a conectarse a Internet, por ejemplo, a pesar de usar antivirus. Ricardo Ros, psicólogo

TEST DE ANSIEDAD

También te puede interesar:

Un fóbico, ¿nace o se hace?
¿Qué tipos de fobias existen?
¿Se pueden superar las fobias? ¿Cómo? ¿En cuanto tiempo? ¿Existen distintos tratamientos para las fobias?
 
Stop a la ansiedad

¡STOP A LA ANSIEDAD!

 Por qué STOP A LA ANSIEDAD te va a ayudar a eliminar la Ansiedad
Porque produce RESULTADOS rápidos y permanentes en el tiempo
9 de cada 10 personas que aplican Stop a la Ansiedad superan su ansiedad antes de un mes

¡Llama ahora! 948 57 02 21  L-V de 10 a 13 horas (Hora española)

Más información

 

3 comentarios en “¿Han cambiado las fobias con los siglos o las épocas?

  1. Pues a mí me pasa eso con mis hijos, estoy siempre atenta para que ninguno de los dos cuando navega por internet tenga acceso a páginas, bueno ya sabéis a que me refiero. Son dos chicos y tienen 11 y 13, y al principio pues lo típico, una amiga me instalo un programa para limitar los horarios y bloquear los contenidos inapropiados. Pero la verdad es que, siempre que les veo en el ordenador me pregunto que estarán viendo, o haciendo; no hago más que pensar en problemas y situaciones peligrosas. Acabo angustiándome, y no vale que me diga que es una bobada, porque a los cinco minutos estoy pensando en lo mismo. Estoy divorciada y la verdad es que todo este tema me lo estoy comiendo yo sola. No les puedo quitar el ordenador, porque lo necesitan, y tampoco restringirles más su uso porque en el fondo sé que no solventaría nada y provocaría que fueran a casa de sus amigos para ver lo que no pueden ver aquí. Pero la verdad es que lo paso mal, y empiezo a darle vueltas y vueltas, en fin no sé qué arreglo tiene esto pero tienes razón, antes no pasaba parece que la tecnología nos cambia no solo la vida sino la forma de angustiarnos también.

  2. Hola Susana
    A mi me pasa lo mismo que a ti. Tengo una hija de 14 años y tengo pavor de las cosas que pueda ver a través de la red. He llegado a ser incluso obsesiva con el tema, muchas veces me siento a su lado fingiendo que no le hago caso pero me siento y miro para ver qué páginas consulta. Incluso por la noche duermo con la puerta abierta para comprobar que no va al salón a conectarse cuando dormimos. Ella es muy responsable, pero tengo miedo de que pueda contaminarse con las cosas que hay en la red.

  3. Pues mire usted, pensaba que lo mío era una estupidez, pero veo que puede que no. Le confieso que muchas veces me he llegado a levantar de la cama, para comprobar que había apagado el portátil. Si, como lo lee, empiezo a pensar que no lo he apagado, que igual hay un golpe de tensión que me lo va a estropear, que se va a dañar el disco duro, y créame que me tengo que levantar para comprobarlo; si no lo hago me es imposible dormirme y me entra como una desazón que me provoca como insomnio. Le confesare que de un montón de veces que me ha sucedido, solamente una fue cierta, me lo había dejado encendido. La verdad es que me está preocupando porque cada vez me pasa con más frecuencia.
    Gracias por tratar este tema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *