Con la comida no se juega

ansiedad
Foto: Sidious Sid(Licensed Under Creative Commons)

Tengo 33 años y soy obesa. Ahora que leo este comentario recuerdo que mis padres de pequeña cuando me lastimaba o llegaba disgustada por algo del colegio me consolaban con comida. Todo servía con tal de que la niña cambiara de cara: un helado por una riña con una compañera de clase, un buen postre porque dejara de llorar por no poder ver mi programa de TV preferido, un hamburguesa para cenar porque al llegar tarde del trabajo mi padre no pudo ver mi actuación de fin de curso…. Saioa.

Con la comida no se juega. La comida no puede formar parte de premios o castigos. La comida es comida y no se puede utilizar con otros fines que no sea la alimentación. Si hacemos que un niño relacione un premio o un castigo con la comida, cuando sea mayor tendrá dificultades a la hora de comer. Ricardo Ros, psicólogo

Hay un método que te puede ayudar: El Viaje Decisivo, un método que te ayudará a adelgazar a través de la psicología.

elviaje

 

Un comentario en “Con la comida no se juega

  1. Me he sentido identificado con los que dices Saioa. Yo de pequeña fui una niña de premio o castigo con la comida y así a los 20 años en la universidad me di cuenta de que aplicaba ese mismo esquema en mi vida: si me sentía ansiosa por un examen comia, si me sentía sola porque las compañeras de piso no estaban comía, si me aburria comía….así poco a poco cai en la bulimia. Fueron los peores años de mi vida, hasta que mis padres me compraron El Viaje Decisivo de Ricardo Ros. Aprendí a comer y a dejar de hacerlo de una forma compulsiva. De eso han pasado ya 2 años y me siento bien, he superado todos mis problemas con la comida y con lo que comer significa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *